Secuencias de la memoria

 

 

 

 

 

 

El colegio de aparejadores y arquitectos técnicos se siente muy feliz al presentar, en estas fechas del Quinto Centenario de La Laguna, una obra sencilla, original, amable y rigurosa, que viene de la mano del querido compañero Adrián Alemán de Armas. Se da también la feliz coincidencia que hace más de treinta años el Colegio, entonces presidido por el nunca olvidado Joaquín Amigó, inició su servicio de publicaciones precisamente con el primer libro escrito por Alemán, Elementos constructivos y ornamentales de la arquitectura popular canaria, que sería presentado en el Tercer Congreso Nacional de Arquitectura Típica Regional, celebrado en Córdoba, como la primera aportación que se hacía a nivel nacional sobre nuestro patrimonio cultural. Aquella circunstancia cambió la vida de Adrián Alemán y a los pocos años lo perdimos como compañero en el ejercicio profesional, al haberse licenciado en Filosofía y Letras y Periodismo, y más tarde doctorado en Historia, si bien sigue vinculado al Colegio como miembro activo aunque no ejerciente. Vaya por delante, pues, nuestra congratulación por la trayectoria profesional y docente de nuestro compañero y sobre todo por la importancia de sus publicaciones que en más de una docena ha conseguido presentar a lo largo de estas dos últimas décadas.

Es una obligación para nuestro Colegio presentar este libro porque con él también queremos, los profesionales de la construcción, rendir homenaje a La Laguna. Muchos de nuestros compañeros, casi todos, han estudiado en la Escuela Universitaria de Arquitectos Técnicos de La Laguna, mucho hemos aprendido de sus calles y de sus gentes, muchos años en la Calle de San Agustín disfrutando unas antiguas instalaciones dentro de una casona histórica, en el mismo corazón de la ciudad que ahora se narra en este libro y otros cuantos más en la Cruz de Piedra, donde se inicia, prácticamente, la misma historia local.

Por esa razón, como presidente y sin ocultar mi condición de amigo personal de Adrián Alemán, al que me ha unido siempre una profunda amistad, tengo la enorme satisfacción de participar en estas páginas que han sido escritas desde la sinceridad más absoluta, desde el conocimiento más minucioso y desde el amor más sincero, hacia esta Ciudad en la que todos tenemos nuestros mejores recuerdos.

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos ofrece a todo el colectivo esta publicación y lo hace, precisamente, en el Quinto Centenario de la Ciudad de La Laguna. Desde aquí quiere seguir colaborando con la Ciudad Matriz de la Isla y se felicita por haber podido ofrecer, junto a su autor, un retazo más de las vivencias en las que todos nos sentiremos identificados.

Eduardo Pérez de Ascanio

Presidente del COAAT